Cross a la Mandíbula / Direct dans la mâchoire

cross.jpgCross a la Mandíbula
Direct dans la mâchoire

Ed. Nuit myrtide, 2011
28 €

Comprar


 

He perdido algo que nunca he tenido.
Y como nunca lo he visto, no sé a qué se parece.
Dicen que es maravilloso, diferente, y que es muy triste eso de haberlo perdido.
Pero no sé a qué se parece.
Pero lo necesito.
Para vivir, par completarme, par estar bien.

He perdido un país.
Una nación.
Una identidad.
Un pedazo de mí.
He perdido la infancia en un país que desconozco.
Con un idioma que bien conozco.
Con tradiciones viejas de treinta años.
He perdido amigos y familia que permanecieron allá.
Toda esa gente que desconozco.
Que lloro cuando mueren porque forman parte de mí.
Que viven desde siempre en mi mente.
Abandoné a mi país por no vivir ahí.
Y he crecido aquí, mirando allá.
Crecí torcida pues, mirando hacia el océano.

He perdido algo que nunca he tenido.
Pasaré la vida intentando recuperarlo.
Tenerlo.
Apropiármelo.
Para constatar por fin, después de tanto cansancio.
Que habré, allá, perdido este otro país.

La esperanza entre dos puentes.
Soy hija del exilio.
La espera entre dos puentes.
El exilio es contagioso.
Hereditario.